top of page

Calm With Character First Aid (36 Educators Package)

Public·6 Educators
Angel Baker
Angel Baker

Guerra Espiritual Libros Pdf 28 High Quality


Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. (Efesios 6:12)




guerra espiritual libros pdf 28



Mientras que no estoy segura si lo que dijo era teológicamente correcto, sé que Satanás odia a las almas que son radicalmente obedientes. Odia cuando una persona se salta la barda de complacencia y va hacia el centro de la voluntad de Dios. Una batalla espiritual nos rodea y es por eso que la vida puede ser difícil. Aunque darle el sí a Dios nos trae bendiciones, no es nada fácil.


Luego prohibió respetar las leyes de cashrut y estudiar Torá. Los rollos de Torá eran incendiados en público y se sacrificaban cerdos sobre los libros sagrados judíos para profanarlos. De hecho, Antíoco parecía estar obsesionado con los cerdos, ya que sabía que este animal les resultaba particularmente repugnante a los judíos; incluso obligó al Sumo Sacerdote a instaurar sacrificios de cerdos y a que permitiese que se hiciera idolatría a una gran cantidad de dioses griegos en el Templo Sagrado en Jerusalem (Ver Macabeos 1, 1:41-64).


Este tipo de persecución religiosa era, hasta ese momento, desconocida para la historia humana. Nadie en el mundo antiguo le había declarado la guerra a la religión de otro pueblo hasta ese entonces, ya que la actitud del politeísmo era: "Yo idolatro a tu dios, tú idolatras al mío; cuanto más dioses, mejor".


Efesios 6 es el último capítulo de la carta de Pablo a los Efesios y en los versículos 10 al 18 él los anima a permanecer firmes en el Señor. Él sabía que como cristianos, nos enfrentamos a una guerra espiritual intensa y debemos estar preparados. Pablo habla sobre la armadura de Dios, las herramientas que Dios da a sus hijos para que podamos vencer los ataques del diablo.


10 Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor.11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.12 Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.14 Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia,15 y calzados con la disposición de proclamar el evangelio de la paz.16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.17 Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.(Efesios 6:10-18)


Jesús ya venció al diablo en la cruz, la batalla final está ganada. Sin embargo, nos enfrentamos a batallas espirituales cada día y debemos hacerlo con las armas que Dios nos da, no con nuestro intelecto o con nuestras fuerzas físicas. Esta es una lucha espiritual y nuestro adversario, el diablo, es astuto e intentará desanimarnos en nuestro andar con Cristo. Usando bien las armas que Dios nos da, venceremos.


Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.(Efesios 6:12-13)


El reino de Dios es uno de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo (Romanos 14:17). Ese es el mensaje que debemos proclamar. Sí, es cierto que es una guerra, pero las armas que Dios nos da no son de este mundo y pueden parecer ilógicas. No ganamos imponiendo o alterándonos; ganamos viviendo llenos de su paz y llevándola a todos los que nos rodean.


Los 28 libros que componen esta aclamada colección cuentan con el aporte de teólogos contemporáneos de la talla y el prestigio de F.F. Bruce, Millard Erickson, George E. Ladd, N.T. Wright, León Morris, John Bright, Gordon Fee, Richard Bauckham.


Un libro imprescindible para los estudiantes de la Biblia. Recorre todos los libros del Nuevo Testamento, aportando información sobre el trasfondo, la historia, la canonicidad, la autoría, la estructura literaria, el propósito, los receptores y la fecha de cada uno de ellos. Asimismo, en cada libro del Nuevo Testamento encontramos un resumen del contenido e información sobre los estudios más recientes, además de una valoración sobre su contribución teológica al canon de las Escrituras. Gracias a ello, el lector podrá entender e interpretar los libros del Nuevo Testamento a partir de una acertada contextualización histórica.


El 4 de octubre de 1869, durante la primera guerra de independencia cubana (1868-1878), al pasar una escuadra del Primer Batallón de Voluntarios por la calle Industrias n.º 122, donde residían los Valdés Domínguez, de la vivienda se oyen risas y los voluntarios toman esto como una provocación. Regresan en la noche y someten la casa a un minucioso registro. Entre la correspondencia encuentran una carta dirigida a Carlos de Castro y Castro, compañero del colegio al que, por haberse alistado como voluntario en el ejército español para combatir a los independentistas, calificaban de apóstata.


En los años 1893 y 1894 recorrió varios países de América y ciudades de Estados Unidos, uniendo a los principales jefes de la [[Historia de Cuba#Guerra de los Diez entre sí y con los más jóvenes, y acopiando recursos para la nueva contienda. Desde mediados de 1894 aceleró los preparativos del Plan Fernandina, con el cual pretendía promover una guerra corta, sin grandes desgastes para los cubanos. El 8 de diciembre de 1894 redactó y firmó, conjuntamente con los coroneles Mayía Rodríguez (en representación de Máximo Gómez) y Enrique Collazo (en representación de los patriotas de la isla), el plan de alzamiento en Cuba. El Plan Fernandina fue descubierto e incautadas las naves con las cuales se iba a ejecutar. A pesar del gran revés que ello significó, Martí decidió seguir adelante con los planes de pronunciamientos armados en la Isla, siendo apoyado por todos los principales jefes de las guerras anteriores.


El 29 de enero de 1895, junto con Mayía y Collazo, firmó la orden de alzamiento y la envió a Juan Gualberto Gómez para su ejecución. Partió de inmediato de Nueva York a Montecristi, en República Dominicana, donde lo esperaba Máximo Gómez, con quien firmó el 25 de marzo de 1895 un documento conocido como Manifiesto de Montecristi, programa de la nueva guerra. Ambos líderes llegan a Cuba el 11 de abril de 1895, por Playitas de Cajobabo, Baracoa, al sureste de la antigua provincia de Oriente.


El 28 de abril de 1895, en el campamento de Vuelta Corta, en Guantánamo (extremo este de la provincia de Oriente), junto con Gómez firmó la circular Política de guerra. Envió mensajes a los jefes indicándoles que debían enviar un representante a una asamblea de delegados para elegir un gobierno en breve tiempo. El 5 de mayo de 1895 tuvo lugar la reunión de La Mejorana con Gómez y Maceo, donde se discutió la estrategia a seguir. El 14 de mayo de 1895 firmó la Circular a los jefes y oficiales del Ejército Libertador, último de los documentos organizativos de la guerra, la que elaboró también con Máximo Gómez.


En 1876 Martí se casó con Carmen Zayas Bazán, con quien tuvo un solo hijo: José Francisco Martí Zayas-Bazán, apodado Ismaelillo (1878-1945). José Francisco se alistó en el Ejército Cubano durante la guerra de 1895, a los diecisiete años tan pronto como averiguó que su padre había muerto. En ese momento estudiaba en el Rensselaer Institute of Technology, en Troy, Nueva York. Se unió a las fuerzas del general Calixto García y con gran modestia declinó usar a Baconao, el caballo blanco de su padre, el cual le había sido enviado por Salvador Cisneros Betancourt. Calixto García Íñiguez lo promovió a capitán por su valor en la batalla de Las Tunas. Fue asistente de William Taft antes de que este fuera presidente de Estados Unidos. Durante la república, alcanzó el rango de general y fue Secretario de Defensa y de la Marina, bajo el mando de su amigo íntimo Mario García Menocal, en 1921.


Su visión política era la de un Republicano y demócrata. Además, su obra política y de propaganda muestra estas tres prioridades: la unidad de todos los cubanos como nación en el proyecto cívico republicano de postguerra; la terminación del dominio colonial español; y evitar expansiones estadounidenses y españolas. Es casi unánime la información sobre su gran capacidad de trabajo y frugalidad, lo que, siendo evidente, junto a su palabra persuasiva, le valió reconocimiento por la mayoría de sus compatriotas.


La semana anterior estuvimos viendo lecciones espirituales aprendidas a partir del naufragio del apóstol Pablo durante la travesía que él hizo desde Cesarea, donde estuvo preso por dos años, hasta llegar a nado junto con sus compañeros a una isla desconocida para ellos como fruto de un naufragio. El barco se echó a perder y toda la carga también; pero las vidas fueron preservadas.


En Cristo tenemos Sus promesas y en el evangelio tenemos Su poder. Cuando Su mensaje de vida intercepta mi muerte espiritual, yo comienzo a vivir. Cuando Su mensaje penetra la mente humana, la ilumina y al corazón, lo sensibiliza. Cuando Su mensaje encuentra mi falta de rumbo en la vida, le da dirección y cuando las Buenas Nuevas encuentran mis heridas, las sanan.


About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...

Educators

bottom of page